martes, 19 de julio de 2011

CURSO DE RAKÚ EN LOS TALLERES DE LA FUNDACIÓN MIRÓ DE PLAMA

Vídeos publicados por la Fundación Miró:


entrevista trabajo Ana Felipe



Después de dos semanas de trabajo por Palma y muchos... humos,  hemos vuelto a casa. Revisando las imágenes me vienen las sensaciones que más fuerte han quedado de la experiencia; un lujo el poder trabajar en un sitio tan especial como es Son Boter, la finca que Miró compró cuando recibió el premio Gugenheim, y que se encuentra detrás de su casa, la utilizó como ampliación de taller, para donarla después con el taller Sert,  situado unos metros más abajo, a la ciudad de Palma para el fomento de nuevos artistas. No es de extrañar que en un sitio tan mágico Miró estuviera tan inspirado. Un lujo también el poder trabajar con Julio y Joan, los maestros de los talleres, se han implicado a tope (y ahumado) en el desarrollo del curso. Un lujo poder trabajar en un entorno rodeada de obras de arte, de buenos profesionales, artistas consolidados e incipientes, de naturaleza y Del Mediterráneo que tanto influyó a Miró.

  

Hacía años que no impartía un curso de rakú, ya han sido varios, el primero en Zarauz hace casi veinte años. Este año en Domadores coincidí con alguna de las asistentes a ese curso. Durante el curso en Palma se ha aprendido a conocer las pastas más adecuadas para el Rakú, técnicas de realización, a preparar y calcular esmaltes, engobes, sigilatas, mates de cobre...


Hemos hecho un horno modular que funciona muy bien, muy práctico, ya que es fácil de trasladar, y sólido para las cocciones de rakú. Por supuesto lo hemos puesto en marcha los últimos días y lo hemos ahumado, pero no mucho, ya que la brisa marina tan agradable que llega a Son Boter ha favorecido las cocciones.





Añadir leyenda


 Espero que el entusiasmo mostrado por los participantes (escultores, arquitectos, ceramistas...) se plasme en más rakú, y que de ahora en adelante la Fundación Pilar y Joan Miró programe actividades de cerámica con más frecuencia, ya que Miró fue un claro exponente de que se puede utilizar la cerámica para hacer el mejor arte, siendo este un material que no desmerece de otros en sus resultados. Todavía queda mucho por decir en cerámica.